[MINDFULDOG] Para, respira y relájate – Práctica de Mindfuldog con Breo.

¡Hola chicos!

Soy Marga de Breocan Actividades Caninas y hoy os quiero hablar de Mindfuldog y de una de sus partes más importantes.

¿Qué es el Mindfuldog?

El Mindfuldog es una actividad en la que disfrutamos ambos el uno del otro. Es observar, relajarte, respetar tiempos, volver a la calma, conocer, estar con la conciencia plena en el momento.

¿Para qué le sirve el Mindfuldog a mi perro?

El objetivo principal es compartir un tiempo de calidad juntos, reforzar vuestro vínculo y bienestar, tanto físico como emocional.

Moverse, disfrutar, relajarse, fluir mentalmente y físicamente; forma parte de la filosofía Mindfuldog que, una vez que lo pruebes, llegará para quedarse a formar parte de vuestras vidas.

¿Qué vamos a necesitar para practicar Mindfuldog?

  • Una superficie mullida donde ponernos cómodos.

¿Cómo lo hacemos?

En el Mindfuldog sobran las palabras, es el momento en el que tienes que sentarte o tumbarte en el suelo con tu perro y observarlo.

Deja que sea él el que venga a ti y disfrutad el uno del otro, de estar juntos, de compartir ese momento de calma.

¡IMPORTANTE! Cada perro tiene su ritmo.

Si nunca has practicado Mindfuldog con tu perro o no sueles tumbarte en el suelo cuando él está cerca, es normal que se sienta extrañado, desconfiado o interprete que es un juego y te salte, mordisquee las manos, etc.

Repito, ¡Es normal! (Puedes ver a Breo en el video).

No te preocupes, no te desesperes.

En el caso de Breo, en este vídeo, verás que bastan unos minutos transmitiendo calma para que al final poco a poco podamos relajarnos los dos.

No tiene porque ser tu caso.

Es muy posible que no lo consigas el primer día ni el segundo, pero se trata de ir practicando poco a poco hasta que lleguéis a sentir esa conexión y comunicación entre ambos.

Valora el tiempo que puedas compartir y verás como, poco a poco, se va aumentando sin que te des cuenta.

Y recuerda ¡Para, respira y relájate!

A veces, puede que seamos nosotros mismos los que no estamos transmitiendo esa calma a nuestro perro.

Empieza por mirarte tu primero. Siente qué energía proyectas en tu perro y cuando estés listo y relajado, entonces es realmente es el momento de empezar.

Invita a tu perro a sentarse contigo y disfruta del momento o micro momento (al principio).

Esto es todo por hoy, espero que te animes a practicar Mindfuldog junto a tu perro y compartáis momentos de calidad, juntos.

¡Ah sí! Si eres de Vigo y te apetece probar el Mindfuldog , podéis venir a nuestro centro de actividades caninas al aire libre. Pide cita para conocernos en una primera sesión gratuita aquí.

¿Tienes cualquier duda sobre la actividad? Pregúntame en los comentarios o redes sociales, estaré encantada de ayudarte.

Etiquétame en tu video a @breocan, me encantará verte practicar.

Un abrazo, un beso enorme y nos vemos en la siguiente actividad.