Breocan > Blog > Actividades al aire libre > [EL JUEGO] El pilar fundamental de la relación con tu perro

[EL JUEGO] El pilar fundamental de la relación con tu perro

[El JUEGO] El pilar fundamental de la relación con tu perro

¡Hola chicos! Soy Marga de Breocan Actividades Caninas y hoy vengo a hablaros del juego, cuales son los beneficios, para que sirve y qué tener en cuenta para que el juego sea sano y divertido para tu perro.

Bajo mi punto de vista, tanto para humanos, perros o cualquier otro ser vivo, jugar es imprescindible.


Tu perro aprende jugando

Como te decía, la importancia del juego en la vida de un perro, es igual que la de comer o beber.

Una de las primeras conductas que muestran los cachorros es jugar.

A través del juego no solo se divierten, si no que aprenden numerosas habilidades que le serán útiles a lo largo de su vida.

Jugando aprenden a controlar sus emociones, su fuerza y a descubrir el mundo.




Hay muchos tipos de juego que vamos a ver durante este artículo, pero sea cual sea el modo, lo que siempre es común son los beneficios que les aporta.


Los beneficios del juego

Siguiendo la línea de la importancia del juego para los perros, te diré que no sólo les divierte sino que también los estimula a nivel físico, mental y emocional.

Los beneficios del juego son:

  • Diversión, diversión y diversión.
  • Estimulación mental.
  • Estimulación física y emocional.
  • Autoestima y confianza.
  • Liberación de energía y frustración.
  • Estrechar relaciones. Jugar y compartir tiempo de atención plena con su mayor tesoro (nosotros).

Como has podido ver, el juego es fundamental en la vida de un perro.


Tipos de juego

Cada perro tiene sus gustos a la hora de jugar, sus ritmos, sus intensidades, sus motivaciones y sus momentos.

La única regla del juego es que sea sano y divertido. Es muy importante adaptar el juego a tu perro, obsérvalo y deja que él te cuente lo que le gusta.


Te dejo por aquí una clasificación general de distintos tipos de juego que puedes practicar con tu perro:

  • Juegos olfativos: Aquí podemos jugar a cualquier actividad que implique que el perro use su sentido más desarrollado, el olfato. En mi blog tienes distintos juegos olfativos que puedes hacer en casa, te dejo algunos ejemplos aquí.


  • Juegos interactivos: Son aquellos en los que el perro tiene que resolver un reto propuesto utilizando su mente. Podemos hacerlo con juguetes comerciales o de andar por casa. Normalmente, el olfato vuelve a ser el sentido protagonista en estos juegos. Te enlazo ejemplos de juguetes interactivos caseros de otras entradas del blog por aquí.
  • Juego del tú a tú: En los juegos de tú a tú lo común siempre es que juegas tu directamente con el perro. Podéis jugar corriendo juntos, al pilla pilla, al escondite, cuerpo a cuerpo (si tu perro controla). Estos juegos unen muchísimo siempre utilizando lenguaje y movimientos que respeten a tu perro.
  • Juego de contacto con un juguete: En esta variante, en vez del tú a tú, consiste en que eres tú con un mordedor y tu perro tirando de él. Como consejo, si utilizas mordedores naturales notarás que tu perro se motiva mucho más por el olor que desprenden. ¡Son mis preferidos! Este tipo de juego les ayuda a soltar frustraciones o liberar energía.


  • Juego de movimiento: En esta categoría entraría el lanzar o perseguir cualquier objeto lanzado, como por ejemplo el famoso juego con pelota.

IMPORTANTE: ¡Cuidado con los juegos de movimiento! Los perros con instinto de rebaño o de caza, si le fomentamos juegos de lanzamiento y movimiento rápidos, conseguiremos que sólo quieran hacer esta actividad y no interactúen con el entorno o con otros perros. Esto es un caso claro de ansiedad por juego. Recuerda lo que dije al principio, el juego tiene que ser sano y beneficioso para el perro en todo momento.


¿Cómo sé que el juego es sano y beneficioso para mi perro?

Quédate con esta frase: “El juego es sano y beneficioso cuando tu perro puede parar y desconectar”.

Si lo llevas al terreno humano, sería equivalente a la ludopatía.

¿Cuándo tiene que dejar una persona de jugar a un juego? Cuando no es capaz de parar. Pues para los perros es lo mismo.

Para evitar esta obsesión, sobre todo en juegos de lanzar que, como comentábamos, suelen ser los más adictivos por el movimiento, basta con crear una rutina previsible de juego.

Una rutina de juego implica tener un comienzo y un fin. Podemos entrenar el inicio con una señal verbal o comando. Si comprende cuando es el inicio de su momento favorito, podrá prepararse.

De la misma manera, tendrás que tener otra señal que indique desconexión o liberación, en otras palabras, que el juego ha terminado. Cuando termina el juego, es el momento de interactuar con el entorno, seguir paseando, descansar, etc. lo que toque en cada momento.

Si estás intentando establecer esta rutina de inicio y fin y no consigues que tu perro desconecte, no está siendo un juego sano. Puede que tu perro se esté divirtiendo pero realmente está “pasado de vueltas”.

La emoción que está detrás de no poder parar de jugar es la ansiedad. Es nuestra responsabilidad, como humano que propone el juego, ayudarlo a regularse, que no se sobreexcite y que pueda divertirse de manera saludable.


La aplicación del juego en los entrenamientos

El juego es la base de todas las actividades que hacemos en Breocan.

Como sabes, mediante distintas actividades enseñamos herramientas de vida a los perros para que sean felices y puedan divertirse junto a ti, cada día.

Estas actividades están adaptadas a las necesidades de cada uno de nuestros alumnos, para que puedan superar retos, a la vez que aprenden.

Para superar un reto, el perro necesita estar motivado o lo que es lo mismo, tener una motivación para hacer la actividad. Esta motivación está directamente relacionada con un refuerzo a la conducta que realice. Este refuerzo puede tener distintos origen:

  • Trófico: comida.
  • Social: caricias.
  • Lúdico: juguetes.

Dependiendo de la actividad que propongamos al perro, será más adecuado un refuerzo u otro.

En el caso de las actividades en movimiento, el refuerzo lúdico es la mejor opción, como por ejemplo si estás entrenando la llamada.

Para la llamada es brutal el refuerzo lúdico, el perro está en movimiento y llega a tu altura y refuerzas con juego. ¿Hay algo más sano y beneficioso para ambos? Yo creo que no.

Sin embargo, existe el caso contrario. Si le motiva mucho jugar con el mordedor y estamos enseñando una habilidad estática, aquí no estaría bien meter el refuerzo lúdico (con el mordedor) para que no pierda posición o concentración.

Pues hasta aquí lo que os quería contar sobre el juego en Breocan.

Si quieres aprender a:

  • Crear una rutina de juego sana y divertida con tu perro.
  • Saber más sobre tipos de juego y materiales.
  • Cambiar algún hábito de vuestro día a día, que no os deja divertiros por no poder tener un juego sano y divertido entre vosotros.

Estaré encantada de ayudaros, tienes dos opciones.

Si eres de Vigo y te apetece hacer actividades de este tipo con tu perro, mientras os divertís juntos, podéis venir a nuestro centro de actividades caninas al aire libre. Pide cita para una primera sesión gratuita aquí.

Si no, puedes encontrarme en redes en @breocan.

Un abrazo, un beso enorme y nos vemos en la siguiente actividad.


¡Marga! Quiero ir a Breocan para…

superar nuestros retos diarios,
divertirnos juntos y aprender a convivir gozando al máximo

Enseña a tu perro herramientas de vida para ser feliz y divertirse junto a ti cada día. Centro de actividades caninas al aire libre.

¡ÚNETE A NUESTRA AVENTURA!